Google+ Followers

Wednesday, July 11, 2012

Make more friends than foes / Más amigos que enemigos


I arrived in Delhi at 11:45 pm on Saturday.  Really tired after 30 hours of travel (between flights and layovers) and paying more attention to finding the driver from the NGO that was going to pick me up and take me to the house.  Sandy was also waiting for me, she had arrived 3 hours before (she is one of the three members of our group from DU).  It really didn’t hit me that I was finally in India.  The heat was the only thing that really hit me, and the tiredness.  No jet lag my friends, even with 11 hours and a half of time difference, I was ready for bed (well, after having a granola bar because I was hungry of course).

Waking up to birds’ songs is one of my favorite things.  The winged music reminded me a little bit of Managua (the heat too).  My first morning in Delhi...  I’m in India… wow, really?  Didn’t hit me yet.  I looked around the house that will be my home for two months, trying to figure out which switch turns on what, and where everything is.  I did my quick spatial recognition :)

And then we decided to explore around the neighborhood a bit.  We’re staying at a very nice neighborhood, where it’s safe to walk around.  There are several shops and schools nearby, coffee shops, and two markets we can walk to, to get food, clothing, and any other thing we might need or crave for our life here.

So many colors, eyes and stares, fabrics, smells, fruits, flowers, sounds… everything at the same time.  Also traffic, trash and sewage waters, but what city doesn't have them?  Really everything is beautiful and new to me right now.  So I’m really enjoying it.  It’s mango season here, so even though I missed the mango season in Guatemala, I will stuff my face with mangos here!  There’s green and flowers everywhere, similar to Guatemala.  I have to add that I’m jealous of the bugambilias here, growing on the side of roads, and I haven’t managed to get the ones we have at our garden grow!

Decorated entrance to a school building


When we came back to the house, drenched in our own sweat (yum!), we met with two women that have been working with the NGOs we’ll be working with.  Even though we talked to them for half an hour, it was a pleasant conversation, and very deep.  Geehta and Saijiya are amazing women. They have been working with New Concept and the Jaishankar Memorial Center from their beginning, and have been working in development for decades.  We talked about development and real sustainability and the urgent need for more people participating in the decision-making processes.  About the definition of success and how money has been overemphasized, when really it is more about “making more friends than foes”, like Geehta pointed out, and loving and enjoying life.  Sandy and I were talking in the morning over tea about patience and forgiveness, and it all connected to the afternoon chat with these two lovely ladies.

Later that night (Sunday night), we met Vimala, the director of New Concept and our main contact here.  There is so much to say about this wonderful, energetic woman, that it will have to be an entry of its own.  So in the next few days, more details about food and sharing, and eating with your hands, and tea, and work meetings…  For now, so far it has been a process of adaptation, and it has been fairly easy, because I find myself surrounded by good people, and pockets of beauty amongst the hectic, huge city.  An exotic blue orchid just waiting to be seen in the pavement...  Peaceful, green gardens with packed bugambilias in between concrete and chaotic traffic…  Hardworking and committed people working with constant passion and smiles on their faces…





Llegué a Delhi a las 11:45 pm del sábado.  Bastante cansada después de 30 horas de viaje (entre vuelos y horas de espera en aeropuertos) y realmente más pendiente de encontrar al chofer de la ONG que me iba a recoger para llevarme a la casa.  Sandy, una de los tres miembros del equipo de DU, también me estaba esperando pues había llegado tres horas antes que yo.  Realmente todavía no me había pegado que al fin estaba en India.  El calor fue lo único que me pegó en ese momento, y el cansancio.  Y nada de jet lag aún con 11 horas y media de diferencia, estaba realmente lista para dormir (bueno, después de comer una barra de granola por que por supuesto tenía hambre jajaja).

Despertarse con el canto de pájaros es una de mis cosas favoritas.  La música con alas me transportó momentáneamente a Managua (y el calor también).  Mi primera mañana en Delhi… estoy en India… ¡¿en serio?!  Todavía no me había pegado.  Exploré un poco la casa que va a ser mi hogar o base por dos meses, tratando de ver dónde se encienden las luces y ventiladores, y dónde está todo.  Hice un reconocimiento espacial rápido.

Y luego decidimos explorar un poco el área alrededor de la casa.  Vivimos en un vecindario bastante bueno, donde es seguro caminar.  Hay varias tiendas y escuelas cerca, cafeterías, y dos mercados a los que podemos caminar, donde podemos encontrar comida, ropa y cualquier cosa que necesitemos o querramos para nuestra vida aquí.

Tantos colores, ojos y miradas, telas, olores, frutas, flores, sonidos… y todo al mismo tiempo.  También tráfico, basura y aguas negras, pero ¿qué ciudad no tiene todo esto?  Realmente todo es lindo y nuevo ahorita, así que lo estoy disfrutando.  Es temporada de mango, así que aunque me la perdí en Guatemala, creo que voy a comer mucho mango aquí.  Hay flores y verde en todos lados, muy similar a Guatemala.  Y tengo que agregar que estoy un poco celosa de las buganvilias aquí, creciendo a la par de los caminos, y en mi jardín no puedo lograr que las mías floreen.

Al regresar a la casa, empapadas en sudor (¡qué rico!) conocimos a dos mujeres que han estado trabajando con las ONGs con las que vamos estar trabajando.  Aunque hablamos con ellas sólo como por media hora, fue una conversación muy agradable, y bastante profunda.  Geehta y Saijiya son mujeres impresionantes.  Han estado trabajando con New Concept y el Jaishankar Memorial Center desde el inicio, y han estado trabajando en temas de desarrollo por décadas.  Hablamos de desarrollo y sostenibilidad real, y de la urgente necesidad de que más personas participen de los procesos de tomas de decisiones.  Hablamos sobre la definición de éxito y cómo el dinero ha sido sobre enfatizado, cuando realmente se trata de tener “más amigos que enemigos”, como dijo Geehta, y sobre amar y disfrutar la vida.  Sandy y yo estuvimos hablando en la mañana sobre la paciencia y el perdón, y todo se conectó con la conversación de la tarde con estas mujeres encantadoras.

Más tarde esa noche (de domingo), nos juntamos con Vimala, la directora de New Concept y nuestro contacto principal aquí.  Hay tanto qué decir de esta mujer tan energética e impresionante, que tendré que escribir una entrada en el blog sólo sobre ella.  Así que en los próximos días, vendrán más detalles sobre la comida y comer con las manos, sobre compartir con personas diferentes, sobre el té y nuestras reuniones de trabajo… Por ahora, pues ha sido un proceso de adaptación, y ha sido bastante más fácil porque me encuentro rodeada de buenas personas y de pedacitos de belleza en medio de esta ciudad tan grande y frenética.  Una exótica orquídea azul esperando a ser vista en el pavimento… Jardines verdes y pacíficos con buganvilias en plena flor entre el concreto y el caos del tráfico…  Personas esforzadas y comprometidas con el trabajo que están haciendo, con una pasión y sonrisas constantes…

For more pics, see Facebook album: India :D